Piedra: Monasterio y Parque

   En Zaragoza, en el municipio de Nuévalos, entre sierras se esconde un espacio único, en el que el río Piedra abriéndose camino, forma cascadas, saltos de agua espectaculares, cavernas por las que pasear y lagos apacibles donde descansar. En todo el recorrido nos acompaña, en unos tramos el ensordecedor sonido del agua al caer, en otros el frescor del agua que salpica por doquier, y a veces la paz que evoca el canto de multitud de aves que tienen aquí su paraíso.

Gaztelugatxe, el castillo de roca

   En tu viaje al País Vasco, tienes que dejarte seducir por la belleza de este islote situado en la localidad de Bermeo. Lugar mágico elegido,  en otros tiempos, por brujas para celebrar sus "akelarres", y coronado por la Ermita de S. Juan, donde después de subir unos 240 escalones deberás tocar su campana tres veces para ahuyentar los malos espíritus o para cumplir tu deseo. Si esto no ocurriera, en este punto, las impresionantes vistas del bravío Cantábrico golpeando las rocas y el horizonte infinito de azules, serán una recompensa que nada tendrá que envidiar al mejor de tus deseos.

Cuenca, acogedora y encantada

  
    Estos son los adjetivos que se vienen a mi cabeza cuando pienso en Cuenca, pero anímate a conocerla porque cuando la visites descubrirás que esta pequeña ciudad alojada entre las hoces de los ríos Júcar y Huécar, que tiene anclado su casco histórico en las paredes rocosas del acantilado, es mucho más, te va a sorprender con toda seguridad, disfrutarás de su vivir apacible. Se hace imprescindible ver...





Valle del Jerte: cerezo en flor



                                                                                  
    En Cáceres, entre la Sierra de Gredos y Plasencia se encuentra el Valle del Río Jerte, afluente del Alagón, paso natural de trashumancia, camino real que todavía hoy se utiliza para el traslado del ganado.             
Este amplio valle que acoge once pequeños pueblos nos regala en cada rincón un verdadero espectáculo, la lluviosa primavera ha hecho que cascadas, ríos, arroyos y pozas nos deleiten con el frenesí de aguas en movimiento y el canto de cientos de aves que  nos hacen mirar al cielo.

Un paseo por Coimbra




   Esta ciudad portuguesa de calles estrechas, escaleras y arcos medievales se encuentra enclavada en una colina y regada por el río Mondego, tiene un interesante pasado del que perduran en la actualidad vestigios romanos. Fue la capital de Portugal y se considera la tercera ciudad más importante del país después de Lisboa y Oporto.